Dic04

Un rule en moto en Vietnam

Categories // Cultura y Tradiciones

un rule en moto por alguna ciudad de vietnam, merece la pena.

Un rule en moto en Vietnam

Muchas veces nos han dicho que “en la vida hay que mirar hacia delante”, y este consejo suele ser muy útil a la hora de afrontar distintos retos. Aquí en Vietnam se lo toman muy en serio, sobre todo a la hora de conducir. Si algún día visitas este país te darás cuenta de que los vietnamitas, cuando conducen sus motos y sus coches, siempre miran hacia delante, nunca hacia atrás, ni siquiera miran a los lados. Vamos, que llevan el dicho hasta el extremo.

La primera vez que visité Vietnam, hace ya 10 años, me quede impresionada de la marabunta de motos que habitaban por aquí. Su manera de conducir me pareció muy curiosa, y además, en aquel entonces todavía nadie usaba casco. Ahora si, hoy día llevar el casco es obligatorio, sino te puede caer una buena multa. El casco se ha convertido en un articulo de moda en Vietnam; ya lo veras, si te animas a visitar este país, y optas por coger una moto y darte una vuelta, te quedarás impresionado de la gran variedad de modelos de cascos que hay por aquí, diseñados para todos los gustos.
La verdad es que merece la pena alquilar una moto y lanzarse a conquistar las calles vietnamitas (con Rutas Vietnam cuesta de 4 a 7 $ por día, sin guía). Es una de las mejores maneras de conocer los destinos, porque la vuelta en moto te ofrece la oportunidad de vivir lo que nunca podrás vivir en un taxi o en un coche. Otra alternativa más ecológica, son también las bicicletas eléctricas que funcionan con batería, y como no, las bicicletas de toda la vida. Por ejemplo, el hecho de meterte en una rotonda; eso hay que probarlo si o si. Es toda una aventura. No sabes hacia donde va la gente, tú quieres girar para cambiar de dirección, y lo normal es que uses el intermitente. Pero aquí eso no es lo habitual; hay quien hace uso del intermitente, pero no se trata de la mayoría, o sea que no te fíes. Los que usan el intermitente lo hacen con sonido incorporado porque en las calles vietnamitas todo funciona con sonidos. Saber utilizar la bocina, esa es la clave. En 15 minutos de tu andadura en moto ya te darás cuenta: ni intermitentes, ni espejos retrovisores; tocando la bocina se arregla todo. Todavía a veces me pasa que cuando paseo por la calle y escucho una bocina levanto la mirada porque pienso que es alguien que me esta saludando, pero no, son los vietnamitas utilizando su particular código de conducción.
Aparte de la bocina, utilizan también mucho los ojos, la mirada. Sobre todo en los cruces. Cuando tu vas tranquilamente por la carretera y en un cruce ves que otra moto se acerca por la derecha o izquierda para incorporarse a la vía principal, al principio no sabrás que hacer. Por eso seguro que frenaras, porque te percataras de que el agregado no tiene ninguna intención de parar. Pero tienes que ser firme, siempre constante con la velocidad, no ir acelerando y frenando. Fíjate como lo hacen ellos: no cambian de velocidad, apenas utilizan el freno, pero en los cruces siempre miran a los ojos. Es otro código que utilizan para respetarse en la carretera. Poco a poco vas aprendiendo a interpretar las miradas y sabes cuando reducir y cuando no.
Mi consejo es que conduzcas por la derecha y despacito. Pero, no por la derecha del todo porque los que se incorporan a la carretera (de las aceras, de las callejuelas…) lo hacen sin mirar, y te puedes llevar más de un susto. Te darás también cuenta de que las bicis y los Xiclos van por la derecha del todo y eso hará que tengas que ir todo el rato rebasándoles. Por lo tanto, despacito por la derecha pero no pegado a la acera.
Las carreteras y calles de Vietnam son como una jungla urbana donde predomina la ley del mas fuerte por este orden: primero autobuses y camiones grandes (no tienen piedad y no paran nunca), les siguen las camionetas y furgonetas (son algo mas solidarios con los motoristas), y para terminar topamos con los taxis. Con estos últimos ándate al loro; son los más impredecibles. Estos si que nunca sabes por donde van a tirar. Si hay dos carriles pueden conducir por la derecha o izquierda sin respetar nada. Cuando van por la derecha lo hacen despacio porque buscan clientes que salen de los hoteles, pero en un pis pas se pasan al carril izquierdo con el intermitente derecho encendido, claro. A la cola encontramos las bicis eléctricas (una buena alternativa a la bici tradicional para los días muy calurosos) y las bicicletas tradicionales. ¿Los peatones? La verdad es que se tienen que buscar la vida. No figuran en el listado.
A pesar de todo, en todo el tiempo que llevo por aquí no he visto ningún accidente aparatoso. Sí que he visto toques entre motos, pero nada grave. Creo que es porque conducen a una velocidad prudente y aunque haya una marabunta desordenada de motos saben respetarse. De todas formas, no te relajes nunca, aunque pienses que ya tienes controlado esto de ir en moto por Vietnam, siempre, e insisto, siempre, habrá alguno que te pase por la derecha, por muy poco espacio que quede entre tu moto y la acera.
Tampoco te distraigas, sobre todo por la tarde noche, que a estas horas l@s vietnamitas no temen a los efectos del sol y no van tan tapad@s como por la mañana. Esto hace que nos podamos distraer fácilmente. Lo dicho, en la vida y en las carreteras vietnamitas “hay que mirar siempre hacia delante”.

Conecta con nosotros y conviértete en un Viajero Rutas

Síguenos y sé el primero en conocer las noticias y obtener actualizaciones, nuevos lanzamientos y ofertas especiales.

Agencia Local en Vietnam - Num. Licencia Tour Operador en Vietnam: 01- 782/2015/TCDL - GP LHQT
Copyright © 2008-2017 RutasVietnam
Agencia Local en Vietnam - Num. Licencia Tour Operador en Vietnam: 01- 782/2015/TCDL - GP LHQT
Copyright © 2008-2017 RutasVietnam